Siete acciones diarias que mantienen el equilibrio

Al igual que para un dolor físico muy fuerte te tomas un analgésico, para los dolores emocionales, que no se ven tan fácilmente, debes tomarte unos minutos al día para equilibrar el nivel de energía. Hacer acciones para ello, te ayudara a mejorar en tu día a día.

La felicidad es un hábito, no un destino.

Ten una visión clara

“Soñar despierto” cuando tengas por las mañanas tres minutos para poder repasar como quieres que sea el día, hazlo. Mientras te cepillas los dientes, o vas de camino al trabajo, “visualiza de manera creativa” cómo será tú día perfecto, ya que así te motivaras más hacia él y pondrás más energía en que salgan las cosas como le has dicho a tu mente.

Toma el tónico de la gratitud.

Es de bien nacidos, ser agradecido. Ya lo decían los refrenes populares y que razón tienen. Repasar al día todas las cosa que tienes por las que dar las gracias, te hará valorar más las cosas, estar más contento con la gente y con los tuyos.

Es un buen efecto de contrarrestar el efecto de las toxinas que aparecen el día a día. Ya que en el circuito del cerebro se crea un circuito de gratitud que generara de manera visible una energía positiva que hay dentro de nosotros y se transmite al exterior.

Ten un gesto de amabilidad.

Da abundancia.

Si tienes un simple gesto al día, que de simple no es nada, si no todo lo contrario, es de abundancia, no notarás la falta de lo que das, pero recibirás un nuevo ritmo en tu paso.

Acompaña a alguien hasta la estación. Elogia a quien presta un servicio. Envía una nota de agradecimiento a tu jefe por apoyarte. Recoge basura de la calle… etc.

Empaparte de palabras sabias.

Las palabras tienen el poder de cambiar mentes y vidas, y muchas palabras sabias te pueden conducir a una serie de verdades. Lee con sabiduría.

Respira hondo.

Igual que bebes un vaso de agua para calmar la sed, debemos respirar hondo cada vez que necesitemos darnos cuenta de nosotros, de recargar pilas. Basta con que tomes conciencia de tus inhalaciones y exhalaciones durante cinco minutos cuando estés más ansioso, estresado e hiperactivo.

Cuando exhales di la palabra “fuera” pensando todo lo que quieras que se vaya, lo que quieras expulsar, pensamientos, imágenes, palabras que te hieran. Y cuando inhales di la palabra “dentro”, que es lo que quieres que se quede dentro de ti, que cosas buenas tienes.

Así respiraras con un propósito.

Comparte una sonrisa

Que bien te sientes, cuando sonríes a alguien y te devuelve esa sonrisa. Cuando la energía de alguien que te rodea es armoniosa, restableces el equilibrio con una radiante sonrisa. Todo es contagioso y la alegría lo es aún más.

Sonríe con entusiasmo.

Estírate

 Haz todas las mañanas unos cinco minutos de estiramientos para lograr un equilibrio vital el resto del día.

Intenta alcanzar algo lo más alto que puedas, siéntate como si una cuerda tirara de ti durante 20 segundos, suelta y repite todo lo que quieras.

Mientras lo haces, recuerda todos tus sueños y objetivos.

Un abrazo al corazón.

Firma Isabel

 

 

ÚNASE A NUESTRO BOLETÍN
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Únase a nuestros visitantes que reciben nuestro boletín de noticias .
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con ninguna otra persona.

Artículos relacionados

Secretos
Mañana será otro día
4º Día de Posibildad

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 6 = 8