¿Por qué necesitamos amar?

Llámalo magia o llámalo arte, llámalo vida o llámalo cielo. No importa el nombre que le queramos poner al amor, lo importante es que siempre lo andamos buscando. Nadie puede olvidarse de él, nadie puede escapar de su llamada.

¿Qué cómo se oye?, buena pregunta, ya que no tiene una respuesta única, porque cada uno lo siente de manera diferente. Para mí, si te soy sincera, no sé oye, no se escucha, ni si quiera es un susurro en el oído, solo es un latido que llega cuando menos te lo esperar, solo mirando un paisaje, haciendo cosas sencillas puede que lo sientas.

El arte del amor es muy profundo, no sabes porque se forma, que te ha hecho llegar a él, cómo la vida te va llevando a tu deseo más profundo. Es cuando dejas de negarlo, cuando ya no le tienes miedo, cuando sabes enfrentarte a un latido tan fuerte, tan sentido, tan alegre… es en ese momento cuando sabes que amas.

Amas la vida, el cielo, la gente, los momentos, los lugares, las almas, las sonrías y miradas, los abrazos, los besos, no sabemos en que momento todo se ha vuelto claro como el agua, rápido como el viento, intenso como el fuego, es un momento único, como lo eres tú en cada paso.

Hay muchas teorías que hablan del amor, hay muchos libros que hablan de él, pero es un gran arte que hasta que no lo sientes no sabes de lo que te hablan. No puedes olvidar por un momento, porque cada uno debe y tiene la responsabilidad de buscarlo, de no parar hasta encontrarlo y una vez allí, disfrutarlo. Sí disfrutarlo, como lo oyes, aunque no lo sepas es mejor sentirlo, dejarse llevarse a lugares jamás soñado o imaginario.

Según Erich Fromm en su libro “El arte de amar” nos habla sobre el amor como la respuesta al problema de la existencia humana. Nos habla del equivalente del amor al instinto de la naturaleza, y una vez despertado ya no puedes retornado, una vez arrojado del paraíso, ya que el hombre solo puede ir para adelante.

Para lograr la unión, existen tres maneras:

  • El hombre esta dotado de razón, es vida consciente de sí misma, tiene conciencia de sí mismo, de sus semejantes, de su pasado y de la posibilidad de su futuro. Por ello, la conciencia de la separación humana, sin la reunión del amor, es la fuente de la vergüenza, y al mismo tiempo la fuente de la culpa y la angustia.
  •  Pero para el arte del amor, para que la magia haga su función más espectacular, más grandiosa y aplaudida por todos, debe ser compartida, no se trata de ser individualista como nos hacen creer ahora en la sociedad actual, es todo lo contrario. Deber haber igualdad, “el alma no tiene sexo”, “l´ame n´a pas de sexe”. La polaridad de los sexos esta desapareciendo, todos somos idénticos, no iguales como polos opuestos.
  • Y una tercera manera, es la actividad creadora, sea la de artista o la de artesano. Cualquier persona que cree, se une a su con su material, que representa el mundo exterior a él.

La unidad alcanzada por medio del trabajo productivo no es interpersonal, lo que se logra en la función orgiástica es transitoria.

“Sin amor, la humanidad no podría existir ni un día más”.

Un abrazo al corazón

Firma Isabel

 

 

ÚNASE A NUESTRO BOLETÍN
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Únase a nuestros visitantes que reciben nuestro boletín de noticias .
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con ninguna otra persona.

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

27 − = 21