La vida es una aventura

Divertida, sorprendente, en ocasiones da un poco de miedo, pero sobre todo, es maravillosa y mágica.

Por las mañanas amanece la vida, ves nacer un nuevo día con un deseo profundo, despertar una ilusión, que te permite poner el pie por fuera de la cama para dar el primer paso hacia un sueño que despierta. Abres la ventana para notar el frescor de la mañana, el viento entrando, llevándose lo viejo del día anterior para mostrarte un aire limpio y puro que te hace sentir viva. Te miras en el espejo, si consigues verte, pero eso no importa, lo realmente importante es que sabes que estás ahí, despertando, palpitando, respirando, imaginando un gran día.

Vas despertando, al igual que tus sueños, vas notando la realidad del momento al poner las noticias, al escuchar las malas noticias, pero sigues adelante para salir de casa con una sonrisa.

Ya está, de nuevo en la calle, esperando a que surja la magia, esperando una palabra, una llamada, un buen día que te recargue las pilas para sentirte de nuevo, en la realidad cotidiana del mundo. Lo sabes, es por ti, quien me levanto, es a ti a quien busco, es lo que quiero y deseo, es encontrarte con una sonrisa, con esa mirada que me roba el alma, es la gran aventura de la vida, luchar por encontrarlo, algo o alguien que te despierte por las mañanas para seguir viviendo, para notar el palpitar del corazón, la llamada del alma.

 Existen muchas formas de decir las cosas, pero hay que decirlas…esa es la gran aventura que te permite la vida.

Te ríes, normal, quién no busca la magia, quién no busca el momento o la situación perfecta para despertar, para mantener el vuelo, para ser libre al notar el viento, para creer en ti de nuevo, sin miedo, sin dudas, sin preocupaciones, sin daños de palabras, sin dejar de lado a los que quieres, sin herir por las malas caras o los malos gestos.

Solo te puedo decir que tú eres la magia del momento, que tú puedes elegir la situación para despertar mañana con el pie derecho al bajar de la cama, que tú eres quien decides que ver en la tele, o a  pagarla, que tú puedes crear la situación perfecta, que solo puedes aceptar el momento y sentirte libre, volando como un niño, con la ingenuidad del que no juzga el momento, ni el lugar perfecto.

Si te digo que solo tú haces eso, ¿me creerías? … seguramente no, pero solo te pido un último esfuerzo, cierra los ojos un momento y viaje al lugar que más libertad sientas, ya que no se necesita mucho para feliz solo este momento que acabas de crear para creer en ti.

Un abrazo al corazón

Firma Isabel

 

 

ÚNASE A NUESTRO BOLETÍN
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Únase a nuestros visitantes que reciben nuestro boletín de noticias .
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con ninguna otra persona.

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 5 = 2