Creer es el primer paso para crear

Los pensamientos o creencias más arraigadas son una herramienta poderosa a la hora de construir la realidad. Si pensamos que algo nos afecta negativamente es probable que lo haga, al igual que cuando tomamos un remedio convencidos de que nos ayudará.

Muchos estudios han demostrado que el efecto placebo resulta en ocasiones tan eficaz como muchos fármacos. Ese sería un ejemplo tangible del poder de las creencias. Además dado que la confianza actúa directamente sobre el cuerpo influyendo en la química cerebral y los sistemas inmunitarios y músculos-esqueléticos, nos hace permanecer más sanos y flexibles. Una persona que muestra confianza es percibida como digna de confiar en ella, de modo que la gente le devuelve más de los mismo.

¿Cómo podemos cambiar nuestra creencias limitantes, por creencias que nos potencien?

Un primer paso es detectar dichas creencias es ponerte en un ámbito de tu vida que más dificultades estés teniendo para estar bien, por ejemplo ponemos el trabajo. Ahora bien, existen varios ámbitos como son el amor, la salud, la familia, los amigos, el crecimiento personal, la espiritualidad… etc. que puedes hacerlo en el que necesites mejorar. Bien, sigamos con nuestro ejemplo, en el trabajo. Ahora dime que crees qué es el trabajo, sigamos con ejemplos, “creo que es horrible, que no me gusta ir a trabajar, que yo no he nacido para el trabajo, no valgo o no me merezco este trabajo…, por poner vario ejemplos… ¿crees así que podrás tener o estar a gusto con el trabajo?. Una vez encontrada la creencia debemos cambiarla en positivo, en primera persona, por ejemplo…”Yo me merezco un trabajo que me permita calidad de vida, que pueda ayudar a las personas, que sea generadora de cambios”… etc. Has creado una afirmación que te permitirá enfocarte en lo que más te guste y no tanto en lo que no te agrade.

Ahora imagínate realizado el trabajo deseado (siendo lo más realista posible) y repite siempre las misma creencia “ Me merezco un trabajo acorde a mis posibilidades de éxito”.

Ponte ahora en activo y genera cambios que te permitan tener el trabajo deseado, que te permitan dar pasos firmes y no ponerte retos o metas inalcanzables que te lleven al estrés, a la desesperación o a la angustia por no conseguirlos.

“Si crees que puedes como si crees que no puedes, estarás siempre en lo cierto”. Ya que siempre dependerá de la responsabilidad de lo que te propongas conseguir, tu nivel de éxito.

No es fácil encontrar las creencias que nos limitan y a veces lleva su tiempo, pero si te paras a reflexionar sobre lo que piensan de cualquier ámbito, te darás cuenta de lo que te esta reteniendo para hacer algún cambio.

Un abrazo al corazón

Firma Isabel

 

 

ÚNASE A NUESTRO BOLETÍN
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Únase a nuestros visitantes que reciben nuestro boletín de noticias .
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con ninguna otra persona.

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 14 = 20